Cuatro herramientas para ser Feliz

"Solo puede ser feliz siempre el que sabe ser feliz con

todo." - Confucio



¡Bienvenido, bienvenida a 2021! Ya ha pasado casi un mes desde que finalizó 2020, un año con unas circunstancias nada habituales debido al Coronavirus. La llegada de un nuevo año, junto con los avances y la llegada de las primeras vacunas contra el Covid-19, apoyaron a muchas personas a ver el 2021 con ilusión y esperanza frente al 2020.


Retrocede a esos últimos días del año 2020... ¿Qué pensabas? ¿Cómo te sentías? ¿Fuiste de los que recibió con ganas la llegada del nuevo año?


Y sin embargo, la vida no deja de sorprendernos. Probablemente conozcas el dicho "la realidad siempre supera a la ficción".


Porque si 2020 fue un año marcado por algo que transformó de una forma que nadie podía imaginar nuestras costumbres sociales y nuestro modo de vida, 2021 también ha comenzado con una serie de hechos extraordinarios (ni buenos ni malos, simplemente hechos que no esperábamos o complicados de que sucedan). He aquí un resumen de algunas noticias destacadas:

  • Asalto al Capitolio de los Estados Unidos.

  • Nevada histórica en Madrid (con más de medio metro de nieve) y en muchos puntos de España que colapsó durante más de una semana carreteras y calles y provocó innumerables y cuantiosos daños y desperfectos.

  • El Coronavirus sigue expandiéndose y lejos de estar controlado, estamos inmersos en la tercera ola con restricciones de movilidad, de reuniones, hospitales saturados, etc.


A la vista de todo esto, ¡parece muy complicado o difícil ser feliz!


¿Cómo te sientes tú al respecto? ¿Cómo estás llevando esta situación?


Los psicólogos han experimentado un aumento de casos de personas que requieren apoyo debido a la situación que estamos viviendo.


Si es tu caso, desde Sé Leyenda nos gustaría apoyarte y animarte a que recibas el apoyo que requieras, no hay nada de malo en ello. Somos personas, no robots, y como personas tenemos emociones y sentimientos.


Además, nuestra tarea como empresa de desarrollo personal, no está el sustituir la tarea de psicólogos y otros terapeutas de la salud, pero queremos compartir contigo cuatro herramientas que si las llevas a cabo en tu vida, te apoyarán a ver las cosas de un modo más optimista y a sentirte con ello más feliz.


Antes de continuar, te animo a que leas nuestra entrada "Inteligencia emocional: La clave de la felicidad" o cualquiera de nuestras otras entradas de nuestro Blog en las que encontrarás herramientas o claves que van a apoyarte a lograr lo que es importante para tí.


Hay muchas herramientas, trucos o hábitos que puedes aplicar en tu día a día para ser más optimista, más alegre, aumentar tu autoestima... Pero en este post queremos compartir contigo cuatro claves:


1.-Sé impecable con tus palabras


Las palabras que empleas, no solo transmiten tus sentimientos, emociones o pensamientos, si no que son un indicativo de los resultados que vas a atraer en tu vida.


Cuando empleas expresiones del tipo "no puedo", "esto no es para mí", estás quitándote poder a ti mismo. Estás declarando la manera en la que vas a encarar un nuevo día, o un nuevo propósito.


Prueba a emplear expresiones positivas, a declarar que sí puedes, que te mereces todo lo que quieres lograr. Empieza cambiando los resultados que obtienes desde el inicio: la declaración.


Sé consciente de los resultados que quieres en tu vida, y actúa en consecuencia empezando por expresarte en base a lo que quieres lograr.


2.-No te tomes nada personal


Si eres conductor, puede ser que alguna vez te hayan pitado. Para muchas personas su primer pensamiento es un pensamiento negativo hacia la otra persona.


Esto es porque en nuestro subconsciente lo asociamos como un "ataque" hacia nosotros, nos molesta que un desconocido nos diga que hemos hecho algo mal. Y por lo tanto nos lo tomamos personal.


El desarrollo de la inteligencia emocional empieza por cambiar nuestros pensamientos negativos por otros más positivos. El desarrollo de la inteligencia emocional nos permite tener una autoestima elevada y no tomarnos nada personalmente.


Vamos a aplicarlo al ejemplo del coche: si tienes una autoestima elevada (o si tienes bien claro y decidido a ser la persona que quieres ser), nada te va a apartar de la visión que quieres para tu vida. Y menos un alguien que te ha pitado cuando conducías... ¿Qué tal si lo dejas pasar?.


Vamos a poner otro ejemplo: alguien te insulta directamente. Puede parecer que sí es contra ti. En automático, probablemente le vas a rebatir, a devolver el insulto, el conflicto irá a más...


Sé que es complicado, pero si lo piensas, tú no eres responsable de las palabras que la otra persona emplee (¡recuerda la herramienta anterior!), ni aunque hayas hecho algo que le haya molestado, eres responsable de cómo esa persona se lo tome. Si esa persona aplicase esta clave y la anterior, probablemente no te insultaría. Pero como hemos dicho antes, tú no eres responsable de la manera de ser de otra persona, ni de sus pensamientos, ni de sus palabras.


Sólo eres responsable de ti, de tus pensamientos y de tus acciones, y por tanto de tus resultados.


Si aplicas esto en tu vida, sin duda experimentarás menos pensamientos negativos, menos conflictos contigo y con los demás, y por tanto mayor felicidad, calma y una mayor autoestima y poder.


3.-No hagas suposiciones


Las personas solemos hacer suposiciones de todo. No solo eso, si no que tomamos esas suposiciones como ciertas y auténticas.


Hacemos suposiciones porque nos es más cómodo que aclararlas, que preguntar a la otra persona o que investigar y averiguar algo.


Si usas aplicaciones de mensajería como Whatsapp o similares, puede que alguna vez hayas enviado un mensaje a alguien, te aparezca como que la otra persona lo ha leído, pero no recibes respuesta.


¿Cuáles son tus primeros pensamientos? En muchas ocasiones lo primero que pensamos es que la otra persona estará enfadada con nosotros, que hemos hecho algo que le ha molestado...


Suponer nos hace inventar historias que generalmente son negativas y por tanto nos generan malestar.


Te invito a que la próxima vez que sientas que hay un malentendido con alguien o que alguien no actúa como tú esperabas como te gustaría, apliques este punto: no hagas suposiciones.


Y por supuesto aproveches para practicar las dos claves anteriores.


4.-Da siempre lo mejor de ti


Este es el último hábito, pero es el que permite que puedas aplicar en tu vida los otros tres.


Da siempre el máximo, da siempre lo mejor de ti, en cada situación, en cada momento.


No me refiero a que des siempre tu 100%, porque como personas que somos, no todos los días estamos llenos de energía o de optimismo, si no a que siempre des lo que máximo que tengas en ese momento.


De esta forma nunca podrás recriminarte nada, nunca podrás reprocharte no haber hecho todo lo que podías. Independientemente del resultado. Esto es algo que sin nunguna duda contribuye a reforzar tu autoestima, tu satisfacción personal y con ello tu felicidad personal.


Si siempre das lo mejor de tí, también experimentas una mayor aceptación de tí mismo, pero para esto es importante y necesario que practiques y desarrolles tu autoconsciencia en cada momento.


Te invito a que, por ejemplo, des lo mejor de ti poniendo en práctica estas cuatro herramientas.


Haz más de lo que te hace feliz.

Estas cuatro herramientas están extraídas del libro "Los cuatro acuerdos" de Miguel Ruiz, un libro cuya lectura recomendamos desde Sé Leyenda y en el cuál podrás encontrar mucha más información sobre ellas.


Y por supuesto, si necesitas apoyo para ponerlas en práctica en tu vida, puedes solicitarnos una sesión de coaching gratuita en el siguiente Formulario de Contacto.


Nuestra entrada de hoy llega hasta aquí. Te invitamos a que leas otros artículos de nuestro blog si no lo has hecho aún, y a que nos sigas en nuestras redes sociales.

Entradas Recientes

Ver todo